“Es una obligación cumplir la Ley de Memoria Histórica“, afirma el exjuez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, que sostiene que el traslado de los restos de Franco del Valle de los Caídos es una “necesidad urgente” y defiende que no hay que hacerlo a escondidas. “Es un acto de reparación a las víctimas que debe tener la trascendencia jurídica que representa”, añade Garzón.